jueves, noviembre 26, 2009

George Méliès: su influencia en The Smashing Pumpkins y una chica de los 90´s


"De la tierra a la luna" de George Melies




Corría el año del 96 cuando viví en Chihuahua capital de mi país México, 
con 14 años de edad y musicalmente influenciada por mi hermana mayor por grupos como:
The Stone Temple Pilots, Alice in Chains, U2, Nine Inch Nails, Blur, Metallica, Guns and Roses,
Pantera, Tool, Elvys Presley, Queen, The Rolling Stones, Nirvana, Duran Duran,
 y otros más que no recuerdo, en el año del 96 mi familia y yo dimos el salto de mudarme a un estado de la república
considerado el más grande (hasta la actualidad)  y el mas frío... 







Más adelante me di cuenta de otras cosas, no solo conocí la nieve,
la influencia americana se notaba con el transito de las calles y la educación vial,
el heavy metal y todas sus vertientes , el rock en español, 
afloraban, el graffiti era algo común de ver, concursos organizados
por el gobierno dirigido a las bandas llamadas "cholos", conocí los barrios protegidos
por este tipo de grupos, el choque cultural de la sociedad moderna con los indígena llamados
 Tarahumaras, este cúmulo poblacional encerrado en vitrales de aparadores para los visitantes de otros
estados de la república mexicana y extranjeros y mostrado en las calles pidiendo dinero, vendiendo artesanías...








En el año del 1996 hubo una explosión musical, se podía prender la televisión
y había la invasión actual de reality shows, estaban  los sitcoms siguientes,
Friends, The Simpsons, Pete and Pete, The Nanny, Beverly Hills, Beavis and Butthead,
Aeon Flux, MTV con su variedad de presentadores que enriquecían la programación,
ni luces del regueton, Michael Jackson vivía, Puff Daddy con "It´s all about the Benjamins"
junto a I´ll Kim, U2 gira Pop Mart estuvo por tierras aztecas, se suscito el mal trago 
de los guardias mexicanos (supuestamente protectores del hijo del ex presidente
Ernesto Zedillo) como sucede en nuestro país, la influencia de poder, llegó hasta 
las esferas musicales por querer conocer a Bono y compañía, a tal grado de chocar con la 
seguridad oficial de la banda irlandesa dejando en mal estado a un guardaespaldas; u2 declaró que no volvería a venir... y lo hizo, pasaron 10 años y soy testigo del
reencuentro México-Irlanda: Fans-U2 y la reconciliación de Bono al disculpar la ausencia en el estadio 
universitario en Mty. de la gira Vertigo...  




Hay cosas que marcan la existencia de uno,
de perdido entre tanta locura mundial, malos tragos de la vida y dolorosas perdidas 
los buenos recuerdos deben perdurar, la primera vez que ví y escuché
"Tonight Tonight" eran las 6:00, hora en la que me tenía que levantar
para ir a la secundaria, caminar las 5 largas cuadras, para después
35 minutos de camino, recuerdo la magia visual y a pesar de no
conocer a Méliès y su obra de cine mudo, en mi interior sabia que se trataba
de algo ya inventado, tuve la sensación de que el video no pasaría desapercibido,
gracias a "Tonight, Tonight" y sin saberlo me dije a mi misma: 


¡BIENVENIDA LA MEZCLA DE ROCK PROGRESIVO, HEAVY Y GOTICO!






No tenía CD´s recuerdo que eran demasiado caros, ademas que debía tener
un reproductor, cosa que no tenía, cassettes tenía de sobra, los coleccionaba,
cuidadosamente los rotulaba, cariño y mucho cuidado en sus respectivas cajitas,
colección que aun guardo, vivencias de juventud, programas en vivo, especiales,
conteos de las mejores canciones de navidad, pop, grunge, metal, heavy, 
soul, R&B, balada, soundtrakcs, ingles, español, italiano, francés, comerciales favoritos,
voces de locutores enigmáticos, coberturas en vivo de conciertos, enlaces Chihuahua-Monterrey,
archivo musical personal que algún día digitalizaré y volveré a disfrutar. 






Antes la cosa era de cassettitos, también las grabadoras reporteras, 
¿le querías llegar a alguien? ahí estaba la lista de canciones escrita a mano,
la cosa antes era de cuidar que no pasara un imán por la cinta para que no se te borrara la información,
era clásico que la cinta por tanto oír se rompiera, o atorara en el reproductor de cassette,
meter una pluma para adelantar o regresar y arreglar la cinta para colocarlo en el debido lugar...









Entré a esa enorme tienda de discos (no Mix Up) dispuesta a comprar el tan
conocido y en boga disco "The Mellon Collie and The Infinite Sadness",
solo conocía dos canciones: 1979 y Tonight Tonight, se hallaba en dos presentaciones
doble cassette y un CD pero con doble disco, tentada por la nueva tecnología y el alto precio por acceder
al umbral de la alta definición me impidió tocar el CD.





No lo abrí inmediatamente, me esperé a llegar a casa, acostada en la cama,
 lo abrí y sigue siendo grata la sorpresa el arte del disco, el libro desenrollado
en varias secciones o partes, la fotografía, los detalles minúsculos,
¿lo mejor? ¡las letras de las canciones! 
¡a traducir se ha dicho!
 ¡a corear Here is No Why
¡a llorar con By Starlight
¡a gritar con X.Y.U









28 canciones y aproximadamente dos horas de exquisitez musical,
"Mellon Collie and the Infinite Sadness" me dió la bienvenida con un Intro tranquilo de piano
y experimente varios estados de ánimo delicadamente reflejados en sintetizadores
y coros casi orquestales, en ocasiones pop, metal, oscuro, rudo, cursi, 
es un disco perfecto, bien pensado con el corazón de los integrantes que te eleva desde lo mas tranquilo y delicado,  y me descargo momentos de ira, de loquear, saltar con los guitarrazos. 




Quien fuera a pensar que una película francesa de 1902 bellamente hecha en blanco y negro
muchos años después encerraría el arte y la propuesta musical de uno de los mejores discos de una banda de rock que ya no existe, pero tanto la música como la película aun siguen vivos. 









Arlet.

1 comentario:

Fando dijo...

Wafff que disco más grande!!! Yo soy de los que espera que en algún momento Billy Corgan vuelva a sacar un discazo de este calibre.